Zombis

Análisis sobre la crisis económica en el ideario colectivo, artículo de opinión de la periodista Esperanza Geniz.

Se cumplió la profecía. La que tantas películas, series y cómic nos avisaron. Llegaron los zombis, los caminantes, los comedores de cerebro o tantos otros nombres que han recibido. Se pasean por nuestras calles, al natural, algunos sin levantar sospechas de sus intenciones, se están apoderando de nuestras calles y pronto entrarán en tu casa.

Han salido los fascistas que estaban durmiendo en sus tumbas y cuevas. Han despertado algo que creíamos muerto y enterrado para siempre. Las imágenes y las declaraciones de los cachorros del PP arropados bajo la bandera franquista no dejan lugar a dudas. ¡Ya están aquí!

Y se pasean con total impunidad, suben sus comentarios y fotos a las redes sociales, salen a la calle y a los estadios deportivos con su bandera y aquí no ha pasado nada. ¿Dónde están los jueces? ¿Acaso esto no es inconstitucional? ¿No hacen apología del terror? O es qué en este país sólo se condenan a los que cuestionan las funciones del Rey y de la Iglesia. A ellos no sólo no se les censuran sino que están protegidos por su partido, sus dirigentes los defienden con la excusa de la libertad de expresión o silencian los hechos, mientras que al mismo tiempo reducen nuestros derechos y nos roban nuestro dinero y nuestras libertades.

Aún así no me sorprende la situación, la resurrección de estos muertos no debería causarnos estupefacción. Cuando la agonía y la desolación se apoderan de nuestro día a día uno sólo llega a ver enemigos por todas partes y, es en de estas situaciones de las que se alimentan estos zombis. Y su comida es la incertidumbre, el contar cada céntimo gastado, el no llegar a fin de mes, el 25% de paro juvenil, el “queridos trabajadores: mañana en esta empresa se procederá a realizar un ERE” y, lo que es peor, los puestos de trabajo que antes rechazábamos y fueron ocupados por inmigrantes- ahora como españoles los queremos, así que se vayan a su país-.

Y palabra a palabra, hecho a hecho se van apoderando de nuestros cerebros, sobre todo de los más jóvenes, los que están nuevos casi sin estrenar. Los que se ven en casa con sus padres cuando la vida te empuja a vivirla por ti mismo, los que no pueden estudiar, los que no encuentran un primer trabajo. Y se meten en tu mente y te convencen de que la culpa de la crisis la tiene el diferente, el inmigrante que viene a quitarte tu trabajo, los enfermos que quieren vivir dependiendo del dinero de todos. Al final la crisis es por culpa de cualquiera menos de los verdaderamente culpables.

Pero, no te alarmes ¿ya sabes lo que hay después de una crisis, no? Se llenaron la boca políticos y medios de comunicación, buscaron y miraron en los espejos de otras crisis pasadas para decirnos -no os preocupéis la crisis saca lo mejor de nosotros, nos hace más fuerte y agudiza el ingenio y nuestras capacidades- casi nos vendieron que la crisis era lo mejor que pudo pasarnos para progresar y llegar a un mañana mejor.

Pero esta crisis que nos hace agonizar nos ha hecho toparnos de cara con la realidad, la cruda realidad. Y la realidad no es otra que la de que vivimos en una Europa, y una España, que huele a muerto y que hemos perdido nuestra capacidad de revivirnos, reinventarnos, estamos vacío de ideología. Estamos matando el conocimiento, hemos eliminado las ayudas a las investigaciones y este sistema escolar está diseñado para destruir las mentes creativas hacernos a todos bajo un mismo patrón que ellos puedan manejar a su antojo. Y ese hueco enorme en lugar de llenarlo con pensamientos y visiones del mundo nuevas, adaptadas a nuestros logros en derecho y libertades haciendo del mundo un lugar más justo, muchos están resucitando a los muertos del pasado y se están expandiendo como una epidemia por Europa, en Rusia con su odio y represión a los homosexuales, en Grecia atacando a los extranjeros y, en España estamos comenzando pero conociéndonos me imagino lo peor. ¡Ya están aquí! Los bastardo de la estirpe de Caín han resucitado pero pensándolo mejor no seremos nosotros los verdaderos Zombis.

, , , , , ,


Busca: Puntos de Liberación de Libros en un mapa del Tesoro un poco más grande
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Por favor sé agradable al opinar aquí. Tu dirección de correo electrónico permanecerá privada.
})();