¿Qué pasaría si dimitiera Mariano Rajoy?

“Voy a dimitir. Gracias a quien me ha ayudado”, escribió Letta en su perfil de la red social Twitter. El primer ministro de Italia, Enrico Letta, presentó su dimisión al Jefe del Estado, Giorgio Napolitano, tras perder el apoyo de su partido, el Partido Demócrata (PD), que exigía un nuevo Ejecutivo para sacar al país del inmovilismo.

Micro

Bajo este nuevo prisma, los españoles descubrimos con asombro que cuando el Gobierno no realiza una buena labor política, dimite. Inmediatamente el medidor oficial del “cabreo” nacional, es decir Twitter, se llenó de suposiciones, ruegos e exigencia para que el Presidente del actual Ejecutivo español siguiera los pasos de su colega italiano y dimitiera.

¿Pero qué pasaría si dimitiera Mariano Rajoy? Esa es la pregunta a la que pocos responden. Todos los partidos enfrentados al PP con el PSOE a la cabeza piden enérgicamente, y siempre que tienen oportunidad, la dimisión de Rajoy pero pocos, por no decir ninguno, nos informa de que ocurriría al día siguiente de dicha renuncia.

Para contestar a esa pregunta debemos de hacer un ejercicio de visualización. Por un momento imaginémonos que Rajoy, empujado por una mala administración de la crisis y una recién aparecida conciencia de mirar por el bien común decidiera dimitir. ¡Venga, imaginémoslo! Pues si eso llegará a suceder en nuestra Constitución están los pasos a seguir.

Los supuestos de una renuncia están dispuestos en el artículo 21 de la Ley 50/97 de Gobierno y en el artículo 99 de la Constitución. En el primero de ellos, se establece los límites del Gobierno en funciones, es decir, el Gobierno de Rajoy seguiría a cargo del Ejecutivo hasta el nombramiento del sucesor, quien sería propuesto por el mismo Rajoy. Pero, y esta es la parte importante, el gobierno perderá varias facultades como son: Aprobar el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado, y presentar proyectos de ley ni ante el Congreso ni ante el Senado, entre otras limitaciones como la imposibilidad de convocar un referéndum consultivo. El segundo marca como se llevaría a cabo la elección de un nuevo presidente, una mayoría absoluta necesaria para que el Congreso aceptara en primera votación a un candidato. Según recoge el Artículo 99 “De no alcanzarse dicha mayoría, se someterá la misma propuesta a nueva votación cuarenta y ocho horas después de la anterior, y la confianza se entenderá otorgada si obtuviere la mayoría simple”. Es decir, el Congreso sería de nuevo, al pertenecer a una Monarquía Parlamentaria, el encargado de investir al nuevo presidente.

Por lo tanto, e irguiéndonos a lo legalmente establecido en la Constitución si el señor Rajoy decidiera dimitir y poseyendo el Partido Popular una mayoría absoluta de 186 escaños, muy por encima de lo requerido, 176 escaños. Es evidente que el nuevo presidente del gobierno sería un miembro de dicho partido y que no ocurriría como sería lo deseado una disolución de las Cortes.

El escenario que se nos presentaría si esto llega a suceder sería la visión de un país con un poder ejecutivo débil y que llenaría de desconfianza a los inversores internacionales y demás países de la Unión Europea por lo tanto la salida de la crisis se retrasaría considerablemente. Y lo que es peor, nuestro nuevo presidente podría ser Gallardón. Para que esto no suceda, lo que deberíamos proponer como ciudadanos sería una disolución de las Cortes y una anticipación de las elecciones generales.

 

, , , , , ,


Busca: Puntos de Liberación de Libros en un mapa del Tesoro un poco más grande

Una respuesta a “¿Qué pasaría si dimitiera Mariano Rajoy?”

  1. José Juan
    1 marzo, 2014 a 11:34 #

    Pues sí, Esperanza, la “erótica del poder” se impregna en las instituciones haciéndose peor el remedio que la enfermedad

Deja un comentario

Por favor sé agradable al opinar aquí. Tu dirección de correo electrónico permanecerá privada.
})();