Pregón de Semana Santa 2013

El pasado 17 de marzo tuvo lugar el pregón de Semana Santa. En esta ocasión contamos con las palabras de Juan Tomás Rayego para que nos transporte al acto con su crónica.

Pregón de Semana Santa de Zafra 2013 a cargo de D. Angel León Martínez.

De nuevo, un año más, ante la atenta mirada de nuestro santísimo Señor del Rosario y un expectante pueblo de Zafra, un ángel vino a pregonar, a viva voz, nuestra Semana de Pasión. Pero, no fue un ángel cualquiera el que tomó la palabra cerca de una hora en el antiguo convento de la Encarnación y Mina. Este año, nuestro magistral orador fue nada menos que Ángel León Martínez; alguien que nos tiene acostumbrados a entrar en el olimpo de los dioses con su extraordinaria y proverbial literatura. No en vano, está considerado como uno de los mejores escritores que hoy pululan por esta culta villa ducal cuna de ínclitos personajes. Un ser elegido que domina las técnicas oratorias y la declamación como pocos y sabe llegar a un abarrotado auditorio ávido de su talentosa prosa poética.

A diferencia de la mayoría de pregoneros, éste ha comenzado su discurso ofreciendo sus meritorias reflexiones invirtiendo el orden de Pasión. Cientos de palabras bellamente encadenadas de las que hay que destacar a una que se ha repetido por encima de las demás: “Zafra”.

“Voy a hablarle a Zafra, como entidad figurada. Voy a hablarle al corazón de nuestro pueblo desde el corazón de un segedano”. Y, así lo hizo. Pero, en este caso, como buen portador, que lo es, del paso de nuestra santísima Madre del Corazón Doloroso de María, desde las trabajaderas de esa bella imagen de La Oración: la cofradía de sus amores. Posibilitando, por tanto, el que fuera un pregón de corte predominantemente Mariano: “Eran mecidas acompasadas como hálito entre tormenta. Elegantes, armoniosas, motivantes, oradoras. Mecidas de caídas rojas que del cielo no se borran. Mecidas que protegían del sueño de la derrota. Mecidas largas, batidas, de madre amante y piadosa. Esas noches mecían mi alma con corazón de Dolorosa”.

Jalonando esas magníficas imágenes titulares de nuestra Semana Santa, este poeta construye versos para declamar a viva voz…:

“Que Zafra es morada de Dios,

que es la elegida, la bien amada.

Que Zafra es Rosario y Pasión,

Rescate de las mañanas.

Que Zafra es Rosario y Pasión,

Columna bien cimentada.

Que Zafra es Rosario y Pasión,

Paciencia que vive encauzada.

Que Zafra es Rosario y Pasión,

Nazarena de miradas.

Que Zafra es Rosario y Pasión,

Silencio de madrugada.

Que Zafra es Rosario y Pasión,

Entierro de negra lágrima.

Que Zafra es Rosario y Pasión,

Soledad viva y callada.

Que Zafra es Rosario y Pasión,

Resurrección de Esperanza.

Que Zafra es Rosario y Pasión,

Oración pura del alma. Por eso, Zafra querida ¡Despierta en Jesús;

llega tu Semana Santa!

Y nos habla sin cortapisas de los desheredados de este mundo, de los sin techo, de aquellos que están desahuciados de sus casas y de sus trabajos. De los que están siendo humillados, perseguidos, maltratados… Nos habla de las debilidades humanas y del amor de sus entrañas, de sus tres hermosas hijas que hoy, como siempre, le acompañan –“mis verdaderos motores”- para, acabar dedicándoselo a su difunto padre por el cual porta esos valores cristianos de los que hoy tan honrosamente hace gala. Ángel León ha cubierto con creces todas las expectativas que se pusieron sobre él y nos ha hecho entrar en este tiempo de Cuaresma con corazones renovados. Bendito seas por tu denodado esfuerzo y gracias, hermano del alma.

Juan Tomás Rayego Pregonero de la Semana Santa, 2012

, , , , ,


Busca: Puntos de Liberación de Libros en un mapa del Tesoro un poco más grande
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Por favor sé agradable al opinar aquí. Tu dirección de correo electrónico permanecerá privada.
})();