Regreso al Pasado

Esta semana nos hemos visto bombardeados sobre noticias sobre regreso al futuro, ya que fue el 21 de octubre de 2015 cuando Martin Mcfly llega a su futuro, gracias al DeLorean volador que su amigo Emmett Brown ha convertido en una máquina del tiempo.

claqueta Ccommoms Mikineator

Hemos podido ver cientos de veces comparativas con el futuro de la peli y nuestro presente ¿qué hay de cierto en la vida de 2015 que nos mostraba Robert Zemeckis en la segunda parte de la saga? Ya existe un modelo de aeropatin y la mismísima empresa Nike dice que antes de que termine el año saldrán a la venta las zapatillas con robot cordones de Marty. El clásico ochentero con el chico de moda de la época sigue dando para largo, sigue siendo una de esas pelis de culto de los ochenta, una época de la que recordamos varios títulos que nunca pasan de moda.

Se me vienen a la mente títulos como los Goonies (una de aventuras de la que he escrito antes), también producida por Spielberg, parece que el director sabía en qué invertir (recordemos los aún conocidos Gremlins o la inolvidable y entrañable E.T.).

Me encantan estas historia de aventuras tan familiares, sin embargo lo que más me gusta de esa década se lo debo al director y guionista John Hughes, que supo enamorarme cuando aún era muy niña con títulos como El club de los cinco, 16 velas, la chica de rosa, La mujer explosiva o Todo en un día, todas ellas un fiel retrato de la adolescencia de la época.

Hubo también algunas pelis de baile interesantes como Footloose, en la que un jovencito Kevin Bacon llega a un pueblo en el que está prohibido el baile o las más recordadas por él público femenino Flashdance y Dirty Dancing.

Puede que éstas últimas y las de Hughes sean muy de chica, pero los ochenta también nos dejaron títulos un poco menos ñoños, de esos en los que hay aventuras, como Cariño he encogido a los niños (para los más pequeños) ; acción, como Karate Kid (¿quién no conoce al señor Miyagi?); e incluso de ciencia ficción como Terminator (muy original en su época) o Blade Ranner, peli de culto en la que Harrison Ford era un policía encargado de capturar replicantes y todo esto, mientras viaja con Chewbacca en el halcón milenario, porque si no me confundo los episodios de Star Wars V y VI son otras dos joyitas de la década.

Los ochenta no sólo dejaron pelos cardados y vestidos horteras, dejaron un gran número de títulos que se convirtieron en clásicos, ojalá pudiéramos coger el DeLorean y volver al pasado para disfrutarlos en el cine.

 

, , , ,


Busca: Puntos de Liberación de Libros en un mapa del Tesoro un poco más grande
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Por favor sé agradable al opinar aquí. Tu dirección de correo electrónico permanecerá privada.
})();