Europa: entre la abstención y la derecha

Casi 400 millones de ciudadanos, de 28 países europeos están llamados hoy a votar a sus representantes en el Parlamento Europeo. 16.351 candidatos que compiten por obtener alguno de los 751 escaños de la Eurocámara.

Licencia    AtribuciónCompartir bajo la misma licencia Algunos derechos reservados por xornalcerto

Estas son las elecciones de la crisis, las que van a revelar cómo se siente la ciudadanía europea y cómo quieren que sea el futuro del Viejo Continente. En la mayoría de los países con derecho a voto, sobre todo en aquellos con mayor representación como son: Alemania (96), Francia (74), Reino Unido (73), Italia (73) y España (54), se están produciendo la misma similitud con dos elementos muy marcados que están al mismo tiempo separados y ensamblados: la abstención y la derecha.

El desconocimiento por una parte de la ciudadanía de la importancia que tienen estas elecciones, ya que el Parlamento Europeo se ha convertido en uno de los órganos más importantes de la Unión y tiene poder para decidir sobre los designios de los 28 países miembros, unido al descontento y apatía política que se sufre en la actualidad, están llevando a los partidos políticos más poderosos a enfocar sus campañas electorales precisamente a acentuar esta abstención. Por conveniencia política, estos partidos no sólo promueven el bipartidismo entre ellos, como modo del mal llamado “voto útil”, sino que favorece la renuncia de parte de la población que no les votaría a ellos. Números estudios revelan que las personas que se abstienen a la hora de votar otorgarían su voto a partidos minoritarios o de ideología izquierdista.

Este intento de adormecer a la masa votante se ha visto reflejado claramente en las campañas electorales que se han ido sucediendo en la mayoría de Estados que forman la UE. Un ejemplo evidente es el poco debate político e intercambios de ideas que se ha producido entre los dos grandes partidos de España, tanto PP como PSOE han centrado sus campañas políticas en ataques personales y en las que las ideas políticas han brillado por su ausencia. Lo único que recordaremos los españoles de esta campaña es la frase “desafortunada” de Cañete sobre Valenciano y como ha sido utilizada por ésta para arañar votos a los indecisos. Además, los nuevos partidos que han surgido y los partidos minoritarios han sido excluidos de los debates políticos televisados así como de los minutos de televisión que le corresponden en la Televisión Pública Española. También, los emigrantes hemos sido despreciados del derecho a voto que nos corresponde. La Embajada Española, en mi caso desde Irlanda no ha informado a ninguno de los españoles que se encuentran viviendo en el país irlandés de los pasos que ha de seguir y como puede ejercer su derecho a voto.

La abstención trae consigo un mayor protagonismo en votos de la derecha. La crisis actual en la que vivimos en el Continente unido a la división norte-sur y a la gran masa emigratoria de los países del sur al norte está haciendo florecer unas ideas políticas de extrema derecha y un odio racial tanto en políticas económicas como en políticas sociales. Este caldo de cultivo está siendo aprovechado por muchos para provocar miedo en la población. Ese miedo va a dar hoy como resultado en los comicios, según las encuestas realizadas por los organismos públicos y privados de los distintos Estados de la UE, que en las urnas de los países más ricos y cuyo peso es mayor en Europa haya un mayor auge de los partidos conservadores.

En Alemania las encuestan augura que el partido de Ángela Merkel y su candidato a la presidencia de la Comisión, Jean-Claude Juncker, encabezan las encuestas con un 39% de intención de voto frente al 27% de los socialistas liderados por Martin Schulz. Mientras que en Francia El Frente Nacional se perfila como el gran vencedor de las elecciones europeas con su líder Marine Le Pen. También, en Reino Unido y Holanda los sondeos pronostican una victoria en las elecciones los partidos más escorados a la derecha, el UKIP y el Partido de la Libertad (PVV), paradójicamente los más antieuropeos del arco político.

Las fichas ya están en el tablero, lo que se vote en estas elecciones Europeas moverá Europa durante los próximos cinco años y, eso es responsabilidad de todos.

, , , ,


Busca: Puntos de Liberación de Libros en un mapa del Tesoro un poco más grande

2 Respuestas a “Europa: entre la abstención y la derecha”

  1. Esperanza Geniz
    26 mayo, 2014 a 15:21 #

    Pues al final no pude votar, cuando me enteré, a través de mil preguntas en foros oficiales y demás, ya se había cerrado el plazo de inscripción en la Embajada.
    Muchas gracias. Saludos

  2. Alicia
    26 mayo, 2014 a 13:31 #

    Por supuesto que no avisan de que puedes votar cuando estás en el extranjero. Ni tampoco cuando estás en el propio país y a tomar por culo de tu casa de padrón.

    Si quieres votar te lo ponen difícil, has de ser activa, buscar información enrevesada en la web, ver fechas, planificarlo para salir a pedirlo, que te llegue a tiempo, volver a enviarlo a tiempo, y entre medio llamar o escribir a tu ayuntamiento para que puedas rellenar el papelito de marras. Al menos eso aquí en España. Yo he pedido el voto por correo, y aunque va certificado y al final sale bien, tienes que perder bastante tiempo para lograr hacerlo.

    Así que si estás fuera de España, y no te informa el gobierno porque no sabe dónde estás ni dónde te encuentras, pues mucho peor. Quizá el correos irlandés podría haber hecho campaña para los eurorresidentes de la zona en su país. Pero sería pasar la patata a otro….

    ¿Así que al final qué hiciste? ¿Votaste o te abstuviste? :-P

    Buen artículo como de costumbre. Un saludo

Deja un comentario

Por favor sé agradable al opinar aquí. Tu dirección de correo electrónico permanecerá privada.
})();