4 Claves para entender los datos del paro

Cada trimestre la política de empleo ve sus resultados en los datos medidos por la EPA y los datos del Ministerio de Empleo. Estas cifras y su interpretación pueden resultar farragosas, pero existen unos conceptos que debemos manejar a la hora de hacer una valoración propia de los datos del paro.

Sexpe

No falla, cada trimestre cuando salen los datos del paro hay una avalancha de números, procentajes e interpretaciones que a veces no tienen nada que ver las unas con las otras. Usemos una metáfora para explicar mejor el caso.

vaso

Lo que aquí nos ocupa puede reducirse al problema de ¿cómo está el vaso?, ¿medio vacío o medio lleno?

Podemos afirmar que hay un vaso y hay agua, podemos dar los datos de cuánto mide el vaso y de cuánta agua hay. Pero agunas personas dirán que está medio vacio y otras que medio lleno. Esto es así porque aunque podamos ver las mismas cosas no las interpretamos igual y normalmente las interpretamos según nuestro interés, si somos optimistas o pesimistas…

Sin embargo, para valorar nos ayudará saber si ese vaso ha estado vacío antes por lo que ha sumado, y si estaba lleno el agua ha menguado.

La interpretación de los datos del paro es igual se sencilla y a la vez igual de compleja. Existen variables que tenemos que tener en cuenta, nociones que nos harán comprender e interpretar mejor los datos para formarnos nosotros mismos una opinión.

Estas variables o criteros también se suelen dar para explicar los datos según convenga o no, por lo tanto encontraremos mayor número de criterios a tener en cuenta si tomamos la información de distintos lugares. Aunque los datos sean iguales la interpretación de los mismos varía mucho según de dónde venga información tipo: paro, ocupación, población activa, emigración…

Por tanto ¿qué debemos tener en cuenta cuando llegan las estadísticas además del dato del paro?

  • El marco en el que nos debemos mover siempre es en torno a la Población Activa (personas en condición de trabajar), este dato nos lo ofrece la  Encuesta de Población Activa (EPA) que se publica trimestralmente. Los datos se consiguen a partir de entrevistas a una muestra de cerca de 200.000 personas pertenecientes a la población activa (mayores de 16 años en condiciones de trabajar). Usamos la EPA y no el INEM ya que a la primera se le reconoce mayor rigor porque la propia Unión Europea obligó a todos los países miembros a realizar este procedimiento común. Además los datos del Ministerio de Empleo dejan al margen a sectores de la población, como los jóvenes sin primer empleo o los españoles que emigran. Las conclusiones que extraigamos serán más fiables si los pasamos por el doble rasero de lo que dicen las cifras de la EPA y las del INEM (datos mensuales de personas que solicitan empleo en el INEM).
  • Estacionalidad: Normalmente se reconoce que hay meses que son mejores para el empleo y otros que no.  No por nada se dice Cuesta de Enero. Verano y Navidades son épocas de mayor empleo ya que el consumo por el turismo y las compras crece y por tanto hay más empleados que cubran la demanda. Esto es así debido al aumento de contratos temporales. Sin embargo, actualmente existen más contratos temporales que los se daban en el sector turístico o comercial y se han trasvasado a otros sectores. Cuando estos contratos no responden a un  objetivo  específico puede generar abusos y trabajo precario.  Por ello debe medirse el dato de un mes con respecto al mismo dato de ese mes pero el año anterior. Por ejemplo ver los datos de diciembre de 2013 con respecto a 2012, 2011…
  • Población ocupada: Igual que es importante conocer cuanta gente no tiene trabajo, lo es cuanta trabaja y paga sus impuestos, cotiza. Este dato es recomendable contrastarlo. Es decir además del dato mensual del INEM con el de la EPA. Un mes puede subir el número de ocupación con respecto al anterior y es un dato positivo, pero menos positivo si el año anterior en ese mismo mes había más ocupados. Esta diferencia nos dice que algo ocurre: economía sumergida, emigración…
  • Autónomos: Los trabajadores por cuenta propia están monitorizados por su afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Actualmente han cobrado especial relevancia por las medidas de fomento al autoempleo y cuotas más reducidas temporalmente.

Y con estos datos en la mano nos es posible hablar e incluso llegar a intuir un dato del que se habla poco aunque es de sobra conocido por todos en día a días: la economía sumergida.

Se trata de todos conocido estos casos, aunque no hay ningún aval oficial que lo cuantifique. Esto es debido a la dificultad de su medición sobre todo el índice de personas a cuenta ajena.

El número de autónomos en esta situación es más fácil de aproximar  “si al número de autónomos según la EPA le restamos el de los registrados en la Seguridad Social… podemos estimar que en nuestro país hay cerca de 37.341 trabajadores a los que se les podría atribuir una actividad laboral por cuenta propia sin declarar”

Las recciones por los últimos datos del paro no se han hecho esperar, especialmente en la red social Twitter:

 

 

 

 

 

 

 

, , , ,


Busca: Puntos de Liberación de Libros en un mapa del Tesoro un poco más grande
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Por favor sé agradable al opinar aquí. Tu dirección de correo electrónico permanecerá privada.
})();