El tema del suicidio en los medios de comunicación a raíz de los desahucios

Si hicieras memoria, seguramente no recordarás muchas noticias acerca de suicidios, tanto en medios de comunicación como los telediarios de la televisión o la prensa seria escrita, pero la crisis económica y el desahucio de familias ha cambiado este hecho.

el-joven-werther

Hasta hace poco el tratamiento del suicidio en los medios de comunicación de masas era tratado de forma superficial. Podría decirse que era un tema tabú, esto parece estar cambiando a raíz de la crisis económica que sufre España. En los últimos tiempos han aparecido noticias en las que, de manera más o menos explícita o intencionada, se dota a la crisis o los desahucios como causalidad y explicación de los suicidios. El suicidio es un acto de violencia contra sí mismo, se han estipulado diferentes motivaciones, aunque en el caso de estos últimos se puede hablar de suicidios como actos de rebeldía ante una realidad y situación que provocan desesperación y angustia y que impactan al resto de la sociedad.depresion

Pero, ¿por qué, por regla general, no hablan los medios de comunicación de este tema?

Una de las explicaciones más conocidas es la del llamado efecto werther. Se conoce así debido a la novela epistolar Las desventuras del joven Werther de Goethe. Publicada en 1774 esta novela, que influyó en el Romanticismo, narra las aventuras de un joven culto y acaudalado joven que se suicida por asuntos de amor.

Goethe recibió mucho reconocimiento en vida por esta obra, aunque parte de su fama se debió a que muchos jóvenes decidían acabar con sus días en la forma, e incluso con la ropa, descrita en el libro. Tanto es así, que las autoridades de Italia, Alemania y Dinamarca la prohibieron.

El nombre de efecto werther lo instauró el sociólogo David Phillips en 1974, tras un estudio que relacionaba el incremento de suicidios en  Estados Unidos al mes siguiente de que el periódico New York Times publicara en portada alguna noticia relacionada con un suicidio.

El llamado suicidio mímico, o por imitación, se considera más probable si el suicida era famoso, ejemplos de incrementos de suicidios se dieron tras las muertes de Marilyn Monroe o Kurt Cobain.

Este temor a que el suicidio se contagie es una de las razones por la que muchos periodistas o medios no deseen tratar el tema. No obstante, puede que no se trate tanto de el tema en sí, sino de cómo se enfoque.

Todo suicidio tiene su parte de misterio.

Para comprender a la persona que se ha suicidado tendríamos que ser ella. Y ni así podríamos estar seguros de que fuera consciente de la causa primigenia de su sufrimiento.

El que ha muerto nos ha “indicado” con su conducta que existe una “puerta de salida” a la angustia. Nos ha mostrado de alguna manera un ejemplo que se puede estar tentado a seguir.

El suicidio puede ocurrir después de un tiempo de dificultades de todo tipo, tanto para la persona que se suicida como para su familia y allegados. En otros casos sucede de manera abrupta e imprevisible, haciendo el duelo especialmente difícil.

Las dificultades previas pueden ser muy variadas, pero en la mayoría de los casos es resultado de una enfermedad, frecuentemente una depresión.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) cambió en 2008 la forma de cuantificar estas muertes, al comprobar que las cifras no coincidían si las extraía de partes médicos o de informes judiciales. Este es uno de los principales problemas a la hora de cuantificar este tipo de defunciones, algunos quedan en tentativa, también es difícil que se identifiquen como tal, a veces porque la propia familia por vergüenza o por la memoria del ser querido no quiere que sea recordado por este último acto.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo ha considerado “un problema de salud pública muy importante pero en gran medida prevenible, que provoca casi la mitad de todas las muertes violentas y se traduce en casi un millón de víctimas al año, además de unos costos económicos”. Existe un día Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que se celebra el 10 de septiembre.

Para los profesionales de los medios se han escrito recomendaciones para abordar el tema. Otro tema que salió a la luz pública fue la comunicación de los malos tratos. De ser un tema tabú en los medios se pasó a considerar que su tratamiento, correcto, servía para concienciar a la población de su gravedad.

En el caso concreto del suicidio se recomienda no acercarse al tema de forma frívola o superficial y no fomentar el morbo.

No describir ni dar carga emocional o detalles al método empleado por el suicida. Si se hace un retrato del suicida completarlo con aspectos positivos y negativos para que sea equilibrado o informar sobre si la persona padecía una enfermedad o adicción a las drogas.

Una de las recomendaciones tanto para personas que se planteen el suicidio o familiares de suicidas es quitar el halo de silencio que rodea al tema y, aunque cueste, hablar de ello. Hay distintas instituciones especializadas en el tema, como son AIPIS (Asociación de Investigación, Prevención e Intervención del Suicidio) o el Teléfono de la Esperanza, en el número 902 500 002 – 924 22 29 40, en Badajoz.

, , , , ,


Busca: Puntos de Liberación de Libros en un mapa del Tesoro un poco más grande

Una respuesta a “El tema del suicidio en los medios de comunicación a raíz de los desahucios”

  1. Ana Hijón
    27 febrero, 2013 a 20:03 #

    Me gustaría compartir con vosotros mi blog, MI BLOG DE LA ESPERANZA, http://www.depresionenprimerapersona.es
    Cree este blog en el transcurso de una depresión fuerte en la que se me plantearon ideas suicidas, aunque por suerte no llevé a cabo ningún acto. Mi objetivo es transmitir que se puede salir de ahí con mi experiencia y los recursos que incluyo en el blog y concienciar sobre el trato que se da al suicidio y luchar contra el estigma de la enfermedad mental.
    Saludos.
    Ana H.

Deja un comentario

Por favor sé agradable al opinar aquí. Tu dirección de correo electrónico permanecerá privada.
})();