Wonder Woman y su lazo de la verdad: la esperanza de DC

Gal Gadot y Patty Jenkins demuestran al mundo cinematográfico de DC el poder de la mujer en la gran pantalla y marcan el camino a seguir.

Parecía una broma, una película más, pero el universo de DC dependía de la princesa de las Amazonas. Un aire fresco al cine de superhéroes y sin duda la mejor película de esta marca desde El Caballero Oscuro (2008).

La apuesta por un cine Shakesperiano (Batman vs Superman: El Amanecer de la justicia) o por un cine “Marveliano” (Escuadrón Suicida) no convencieron a nadie. Ninguna de las apuestas funcionó en su mayoría. Crítica y fans desilusionados por un mundo cinematográfico que no cuajaba ni engranaba en este gran reloj.

Y tuvo que aparecer la figura femenina en esta profesión para sentar las bases a seguir en la propuesta de Warner y DC por proponer las historias de sus superhéroes en la gran pantalla. El sentimiento, la ligereza, la ternura, el detallismo, el humor, la picardía, la perspicacia en cosas que no funcionaron en las anteriores entregas nombradas y que aquí se saben encajar…

Valores que tuvo en cuenta la directora Patty Jenkins, que sólo ha rodado dos filmes Monster (2003) y Five (2011) y que es un alegato a mayor presencia femenina tanto en las películas de superhéroes como en la dirección de éstas y a niveles generales en el mundo del cine. Sin llegar a ser feminista, Jenkins hace una película sin complejos, mostrando una crítica al mundo en el que nos encontramos y desvelando las mejores virtudes que puede dar una verdadera mujer. Sin caer en el fácil insulto al hombre, la directora emplea un humor adecuado interpretado en las conversaciones de Diana (Gal Gadot) y el piloto norteamericano protagonista (Chris Pine), donde se puede ver esa disputas entre ambos sexos, creadas con gran ingenio y no cayendo en tópicos.

El filme goza de un humor inteligente y bien aplicado, distanciándose así del humor absurdo de muchas películas de este género y que lo compagina con un argumento simple pero con un guión redondo. La historia se adapta perfectamente al universo creado por DC en las anteriores entregas, una explicación del origen de Wonder Woman más que notable para enganchar así de nuevo a los desilusionados y a los que entran nuevos en este mundillo. Eso es mérito de la fabulosa interpretación de Gal Gadot, todo un descubrimiento. Ella es Wonder Woman, y no debe ser ninguna más. Toda la fuerza y valentía que caracteriza al personaje, Gadot lo borda proponiendo de su cosecha una ternura y humor que hace que el espectador empatize desde la primera aparición.

El filme es rico en todo su esplendor. Desde su estética gozando con una fotografía que juega con los colores para orientar al espectador en cuanto a los sentimientos y valores que desprenden los escenarios claramente diferenciados, hasta su banda sonora, conjugándose ésta con una épica sentimental que no puede soltarse de piezas minimalistas que desprenden emoción de todo tipo.

La primera hora y media de película es sensacional. Esa explicación de quién es Wonder Woman merece un lugar en el top 3 del cine de superhéroes. Todos los agujeros de guión que brillaban en las anteriores entregas aquí se solucionan, combinando esto con escenas de acción tan espectaculares como la interpretación de las demás amazonas. Quizás un abuso del “tiempo bala” de Matrix podría ocasionar lo “repetitivo” de esas escenas al espectador, pero desde mi criterio se usa de manera coherente, con movimientos y coreografías propias de una película bélica más que de superhéroes.

Y es ahí donde radica todo el mérito de esta película, que no parece de superhéroes, al menos la primera hora y media, luego acercándose el final, volvemos a lo desmesuradamente comercial de Marvel and company.

La mezcla de la mitología griega y la Primera Guerra Mundial es todo un acierto para un engranaje perfecto entre el mundo ficticio de cómic con el mundo real. Una reflexión épica y tierna que engancha y que invita a pensar, algo que no estábamos acostumbrados últimamente con DC desde el Batman de Nolan.

Sin más, Wonder Woman logra lo que el Caballero Oscuro logró en su momento, enganchar a fans y llamar la atención a los que no lo son, ganando nuevos seguidores con una historia rica en contenido y por supuesto con gran entretenimiento.

 


Busca: Puntos de Liberación de Libros en un mapa del Tesoro un poco más grande
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Por favor sé agradable al opinar aquí. Tu dirección de correo electrónico permanecerá privada.
})();