“Jamás nos rendiremos”

Crítica de Dunkerque. Nota: 10

 

Nolan vuelve con una película épica, impresionista, que regenera el cine bélico y lo eleva a un nivel superior.

Con el Caballero Oscuro, Memento y Origen el director británico reinventa cada género en el que se introduce. Con su particular estilo, Nolan hace del cine de superhéroes, drama y ciencia ficción respectivamente una experiencia única y recordable por mucho tiempo.

Eso es Dunkirk, una experiencia cinematográfica en todo su esplendor. Todos los elementos que conforman el cine los lleva a su máxima potencia estableciendo a la música y el sonido de Hans Zimmer como un personaje más del filme.

El trabajo para lograr el miedo, el terror y la tensión de una guerra se encuentran en varios aspectos de Dunkerque. En el trabajo de dirección con los actores, donde se destaca la mirada de éstos entre ellos, así mismo como miradas hacia fuera de campo por la llegada de un sonido estremecedor de una avioneta o una bomba que se avecina.

A través de la mirada, la película da al espectador información de lo que sucede al mismo tiempo que trasmite una contención de las emociones en varias escenas que dejan paralizado al que esté en la butaca. Tom Hardy en las secuencias en avión hace un trabajo de interpretación minucioso, apenas perceptible para el espectador pero con una fuerza descomunal que da pistas así a lo largo de la película de lo importante de su personaje.

Otra de las claves de Dunkirk es su banda sonora. No hay un instante de respiro, desde el minuto uno hasta el final Hans Zimmer nos golpea cada segundo bajo el ritmo de un reloj en constante aceleración. El trabajo en el sonido es el más complejo y satisfactorio que ha hecho Nolan en su filmografía. Funciona a la perfección en su objetivo de general miedo y tensión.

Las miradas y la música se relacionan y bailan al son de la guerra con la imagen. Sabemos que Nolan juega mucho con lo visual, cuenta sus historias a través de imágenes y no tanto por su capacidad de generar diálogos. Una película casi muda con una fuerza estética implacable.

Dunkerque se diferencia del resto del cine bélico por varias razones: la primera es la forma de narrar la historia. Nolan juega con el espacio-tiempo una vez más en su cine y nos cuenta la historia de Dunkirk desde tres puntos de vista y tiempos diferentes. Dichas historias convergen de manera efectiva en un final redondo y que enseña valores como la dignidad del ser humano en un entorno de guerra.

Las escenas de acción son otro motivo por el cual Nolan se diferencia de Spielberg and company en este género. Aquí no hay vísceras, no hay sangre, aquí hay terror. No hace falta mostrar el color de la guerra, aquí se trata de sumergirte dentro, como si de una realidad virtual se tratara, Nolan genera a través del encuadre de sus planos un agarrotamiento por el sistema nervioso que se olvida de lo “rojo” y se acuerda del miedo de aquellos soldados empatizando desde el primer minuto con ellos.

Un trabajo inmenso, brutal, de todo el equipo de rodaje. No hay trabajo de efectos especiales en posproducción. Todo sucede ahí, todo está ahí, tan cinematográfico, tan real.

Sin duda la mejor película de lo que va de año, una clase magistral de hacer cine diferente a lo que el espectador anda acostumbrado. Un género que parecía olvidado, y más con la avalancha de superhéroes a la gran pantalla.

Nolan reinventa el género bélico poniendo su sello personal en una película que jamás olvidaremos. Los fans de Nolan, al igual que los soldados de la playa de Dunkerque, jamás se rendirán. Porque el cine necesita directores como Nolan. Que apuesten por lo diferente, arriesgándose en cada filme que realizan. Y no deben rendirse. Nunca. Luchar por los valores que puede lograr trasmitir el llamado 7º arte.

Jamás nos rendiremos, por un cine de calidad, entretenimiento y educativo. Por Christopher Nolan y su creatividad, trabajo y sacrificio.

Jamás nos rendiremos.

 


Busca: Puntos de Liberación de Libros en un mapa del Tesoro un poco más grande
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Por favor sé agradable al opinar aquí. Tu dirección de correo electrónico permanecerá privada.
})();