El despertar de la fuerza del fandom

Los verdaderos protagonistas de la última entrega de Star Wars no viven en una galaxia muy lejana, pero saben cómo usar la Fuerza. Súbete al Halcón Milenario de Zafra30 para conocerlos.

darth-vader

No, ésta no es otra crítica sobre la película más esperada del año, Star Wars: El despertar de la fuerza. Mucho se ha dicho ya, tanto de admiradores como detractores (Vaticano, incluido), sobre el estreno más taquillero de la historia. Además, el éxito de esta cinta irá más allá de los cines, si tenemos en cuenta la recaudación que se obtendrá de todos los productos relacionados con esta saga, sobre todo, juguetes, que están siendo los regalos más deseados esta Navidad. Visto lo cual, a nadie sorprenderá que los 1.400 millones de euros que se ingresan cada año del merchandising del universo creado por  George Lucas se incremente notablemente en los próximos meses. De hecho, se calcula que las ganancias en total del Episodio VII podrían superar los 9.600 millones de dólares.

Podemos encontrar cientos de noticias y entrevistas al director, J. J. Abrams y a los intérpretes, pero apenas sabemos nada de los verdaderos protagonistas de la saga: sus fans. El poder, o mejor dicho, la Fuerza (en el sentido más galáctico de la palabra), de millones de seguidores en todo el mundo, los cuales son, sin duda alguna, los verdaderos artífices de la pervivencia de una historia que nació hace 38 años. La arrolladora publicidad de Disney no tendría el mismo efecto sin una sólida masa de adeptos, que ya no se limitan a coleccionar objetos y asistir a convenciones, sino que celebran con orgullo su Star Wars Day cada 4 de mayo, participan en experiencias inmersivas como Secret Cinema, organizan bodas inspiradas en la saga y en los casos más osados procesan la religión jedi, el séptimo culto más importante en Reino Unido. Por todo ello, no resulta tan extraño que hasta en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) se haya celebrado la procesión de la Iglesia Jedi de los Caballeros de la Nueva Esperanza, aunque en este caso sólo era una broma carnavalesca. Muchos pensarán que el triunfo de Star Wars, uno de los mayores fenómenos fandom del siglo XX y quién sabe si del XXI, es una perfecta estrategia de marketing, pero conociendo historias como la de Daniel Fleetwood, un enfermo terminal cuyo deseo era ver  El despertar de la fuerza antes de morir, las cifras dejan de tener sentido. Sólo hay que entrar en una sala de cine para ver reunirse a grupos de amigos, parejas y familias al completo que siguen con entusiasmo la batalla contra el Lado Oscuro. El despertar no ha sido en 2015, sino que los fans llevan mucho tiempo atentos y a todos ellos les deseamos que la Fuerza les acompañe.

, , ,


Busca: Puntos de Liberación de Libros en un mapa del Tesoro un poco más grande
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Por favor sé agradable al opinar aquí. Tu dirección de correo electrónico permanecerá privada.
})();