Donaciones de sangre de cordón umbilical: ¿por qué y para qué?

Las células madre son células de las que disponemos en todos los órganos de nuestro cuerpo, y que dan lugar a dos células hijas: una idéntica a la madre y otra con capacidad para diferenciarse en otra célula del organismo. La capacidad de originar otras células puede ser total (como ocurre en células madre embrionarias), o sólo parcial, como ocurre en el adulto, donde su función se ve reducida a renovar una estirpe celular o regenerar un tejido lesionado.

fecundacion-in-vitro

La tecnología actual puede extraer éstas células y conservarlas durante largos periodos de tiempo sin daño alguno para el embrión o el adulto. Pero también en el cordón umbilical hay células madre. Y aunque no tengan potencial total, sino sólo parcial (sólo originan células de la sangre y del sistema inmunitario), hoy día se pueden transformar células con capacidad parcial en células con capacidad total, por ejemplo extrayendo su núcleo e introduciéndolo en el cuerpo de otra célula.

 ¿Por qué entonces están tan en boga?. Pues porque son muy fáciles de obtener y además presentan un muy bajo índice de rechazo, convirtiéndolas en ideales para tratar algunas enfermedades tales como leucemias, mielomas, anemias, inmunodeficiencias, o algunas leucodistrofias.

 Parece evidente que de las donaciones de sangre de cordón umbilical y de su investigación quizás nos podríamos beneficiar todos algún día.

 Las células madre se han utilizado en algunos casos para tratar cánceres de esas células de la sangre y el sistema inmunitario: las leucemias, linfomas y mielomas. Durante el tratamiento de estas enfermedades, la quimioterapia extermina de la médula ósea las células enfermas, pero también células sanas en crecimiento que hay que restituir rápidamente, o dejarán al paciente sin defensas. Y un transplante de células madre aquí vendría como agua de Mayo, porque éstas repoblarán los huecos dejados por la quimioterapia, y tras asentarse, darán lugar en 2 semanas a nuevas células sanas. Y a los pocos meses la restitución inmune será completa.

 Posiblemente estas células madre algún día sean la base de la medicina regenerativa tras un infarto, o de la terapia génica para, por ejemplo, el Parkinson; pero lo cierto es que la mayoría de investigaciones están aún en etapas muy iniciales, y nunca es buena idea en medicina echar campanas a volar.

 Los beneficios médicos de la investigación con células madre son innegables. Pero la controversia ética está servida, y por una doble vertiente: hay una parte importante de la población para la que la vida empieza en la fecundación, por lo que utilizar embriones para estos estudios se consideraría asesinato. Por otro lado, la finalidad última de la medicina es la cura de enfermedades y alivio del sufrimiento humano, pero… ¿a costa de sobrehormonar mujeres para obtener óvulos para investigación?. ¿Vale todo aquí?. No es fácil responder a estas preguntas. Las autoridades tienen la obligación social y moral de regularizar esta encrucijada, pero con pies de plomo, pues deben prevenir que se cree una autopista para los experimentos genéticos con humanos.

 La ciencia aquí, de la mano de la tecnología, avanza a pasos agigantados, y la técnica para obtener estas células sin hacer daño siguen progresando, evitando así los conflictos morales.

Más información.

, , , ,


Busca: Puntos de Liberación de Libros en un mapa del Tesoro un poco más grande
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Por favor sé agradable al opinar aquí. Tu dirección de correo electrónico permanecerá privada.
})();