Compartir coche en tiempos de crisis

¿Quieres ahorrar en gasolina y no sabes cómo? Aquí te hacemos un breve análisis de las redes sociales especializadas en compartir coche o viajes.

Una de las primeras cosas que te planteas al irte fuera de tu casa, es cómo ahorrar en el transporte hacia cualquier sitio. Desde hace unos años, el precio del billete no para de subir, y la variabilidad de horarios sólo acaba disminuyendo.

Desde Zafra, para ir a Sevilla por ejemplo, tienes la opción de ir en tren, tardando unas 4 horas por aproximadamente el mismo precio que te cuesta el billete de autobús de Leda, y a pesar de que la autovía ya hace unos años está acabada (con sus continuas reformas) sigue tardando las dos horas de rigor.

Aún así, la mala combinación logística preponderante en nuestra región se ve acusada a medida que vas a pueblos cada vez más pequeños, y si no tienes la posibilidad de viajar con tu propio automóvil, todo queda reducido a tener contactos que vayan a donde te interesa y se tomen la molestia de acercarte.

Hace unos 7 años, pasé una temporada en Alemania, y aunque allí los transportes públicos eran baratos y funcionaban bastante bien (bendita puntualidad germana), existía un movimiento llamado Mitfahrgelegenheit en el que podías compartir coche con otras personas de forma que ahorrabas dinero y tiempo, al evitar los trasbordos de líneas ferroviarias o de autobuses.

De mano de los creadores de Mitfahrgelegenheit, surgió Carpooling, sin embargo parece no haber tenido tanta aceptación en el territorio español como la siguiente.

En 2011 parecía que ese movimiento solidario iba llegando a España. Nació la sucursal de Blablacar con la misma filosofía y simplicidad que la pionera alemana. Si tienes que hacer un viaje, y tienes plazas libres para ofrecer… ¿Por qué no compartir esos gastos derivados de la gasolina?

Por supuesto, puedes elegir si quieres ir con o sin mascotas, si se puede fumar en tu coche o no, etc… Puedes configurar tu perfil diciendo el coche que tienes, poniendo fotos, requiere confirmación de teléfono móvil y correo electrónico (para evitar engaños) y está bastante moderado para evitar el SPAM. Por lo que es una solución ideal para el ahorro de dinero.

La misma página te calcula el precio según las personas que quieras llevar, o te sugiere la cantidad que otros usuarios han puesto por realizar el mismo recorrido. Claro está que somos muy nuestros, y que eso de compartir coche con desconocidos al principio suena raro, pero con los tiempos que corren, es una buena opción a tener en cuenta. De hecho, la comunidad no ha parado de crecer desde que comenzó su andadura, así que algo bueno tiene que tener. Y no sólo el ahorro, sino el bienestar medioambiental al disminuir la huella de Carbono individual.

Para aquellos emigrantes (estudiantes, becarios, emprendedores...) que estén en Italia, Reino Unido o Portugal, también pueden encontrar su correspondiente Blablacar.

Por otro lado, y debido al éxito de montar redes sociales temáticas, tenemos a Amovens con la misma filosofía que las anteriores, ocupando el segundo puesto en usabilidad y popularidad, pisando fuerte tras Blablacar.

Finalmente también tenemos a Carpling, que ocuparía el puesto número 3 en nuestro listado de redes sociales de compartir coche, pero que va ampliando el abanico de posibilidades a: compartir taxi, revender billetes de tren o compartir mesa en el Ave, pagar a medias los gastos de parking, ir acompañado en una ruta en bici o simplemente compartiendo cualquier idea que se te ocurra.

/a

, , , , , , , ,


Busca: Puntos de Liberación de Libros en un mapa del Tesoro un poco más grande

Una respuesta a “Compartir coche en tiempos de crisis”

  1. Gabri
    19 julio, 2013 a 11:03 #

    Muy buen artículo! Buen repaso a la historia del carpooling. También empecé a compartir coche en Alemania. De todas las opciones españolas, me quedo con http://www.amovens.com, rápida y segura. Muy buenas experiencias, además de ahorro económico, ayudamos al medio ambiente!

Deja un comentario

Por favor sé agradable al opinar aquí. Tu dirección de correo electrónico permanecerá privada.
})();